Decididas a no claudicar

Con motivo del Día Internacional de la Mujer y del inicio de los festejos por el 95 aniversario de EL UNIVERSAL, esta casa editorial convocó al evento “100 mujeres líderes de México

Andrea Merlos y Elena Michel 

Mujeres líderes de México pidieron no bajar la guardia en la lucha por obtener más espacios laborales y de decisión, en impulsar educación con equidad, en tener derecho a una vida sin violencia y en lograr la solidaridad de género.

Mira aquí la galería.

Mira aquí el video.

Reunidas en un desayuno convocado por EL UNIVERSAL como parte de los festejos del Día Internacional de la Mujer y del 95 aniversario de esta casa editorial, en el evento denominado “100 mujeres líderes de México” coincidieron en que hay más respeto a su talento y capacidades, pero que falta abatir la discriminación, agresiones físicas y descalificaciones verbales en el seno familiar, laboral, social y en los sectores en los que por ignorancia o pobreza aún se minimiza el papel de la mujer.

Científicas, luchadoras sociales, deportistas, abogadas, escritoras, académicas, políticas, funcionarias, empresarias, actrices, líderes de organizaciones civiles, defensoras de derechos humanos, una mujer policía, una torera, una boxeadora, una velerista, una chef, una diseñadora de joyas, activistas y periodistas alzaron su voz a favor de una educación con visión de género para alcanzar en el futuro una vida en complemento con los hombres y nunca más atrás de ellos.

Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, aseguró que a pesar de los avances no se debe dejar de atender el tema de género por la tentación de no competir o marcar las diferencias entre hombres y mujeres.

“Estoy segura de que si nos descuidamos se viene todo para abajo, así es que hay que ponerle atención, ponerle más creatividad y reconocer constantemente a las mujeres en la sociedad y en el país”, dijo la esposa del Presidente.

En la reunión, la Fundación Ealy Ortiz entregó un donativo de un millón de pesos a la Fundación Origen, que encabeza Mariana Baños y mediante la cual se atiende, orienta y protege a mujeres que sufren violencia intrafamiliar o de sus parejas sentimentales.

La Fundación Origen fue elegida por su compromiso en defensa de mujeres agraviadas, que representan una altísima prioridad que la sociedad debe atender en su conjunto. Al agradecer el apoyo, Baños recordó que lleva 15 años en proyectos de ayuda a la mujer y que han auxiliado a 900 mil mujeres mexicanas.

La reunión fue convocada por el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, y su esposa, la señora Perla Díaz de Ealy, quienes coincidieron en la importancia de impulsar y reconocer el trabajo que día a día realizan las mujeres.

Ealy Ortiz consideró una distinción el ofrecer un homenaje a las mujeres como integrantes de una nueva realidad en México, en donde la voz de ellas es cada vez más fuerte y más firme.

“Esta iniciativa busca subrayar el liderazgo de todas y cada una de ustedes, su calidad de vanguardia ante una agenda de género que enfrenta todavía muchos rezagos y enormes desafíos.

“Es por ello que el seguimiento de las tareas de ustedes resulta para EL UNIVERSAL y para el país un ejemplo esencial, un motivo de inspiración, pues su labor, cada una en su campo, revela una fuerza y un compromiso que no puede atraer más que respeto y admiración”, afirmó el Licenciado Ealy.

La señora Perla Díaz de Ealy aseguró que los problemas de género son aún numerosos y muy graves, “pero abrigamos la esperanza y la certeza de que no hay mal en México que no pueda ser enfrentando y vencido por las muchas cosas buenas que tiene nuestra patria, especialmente la bondad, el tesón y el compromiso de sus mujeres y hombres”.

Parte fundamental del encuentro fue una invitación abierta de la maestra de ceremonias, la periodista Katia D’Artigues, a tomar el micrófono.

La ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que las mujeres tienen la obligación, desde sus trincheras, de impulsar políticas públicas, expedir leyes con equidad y sentencias con perspectivas de género que vayan dirigidas a lograr la igualdad en México.

La presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, María del Carmen Alanís, recordó que no sólo basta llegar a los cargos de responsabilidad en el país, sino hacerlo bien.

La reunión dio pie para coincidencias, pero también para el debate.

El tema de la educación motivó a una polémica que abrió la actriz Susana Alexander, al asegurar que no es la inseguridad el tema central de la vida del país, sino la calidad educativa.

“Ahí está la maestra (refiriéndose a Elba Esther Gordillo), llevo dos años pidiendo una cita con usted y ojalá ya la logre. (…) Es la educación en casa y en la escuela… el nivel es tan pobre que vivimos en un país de ignorantes y la ignorancia no produce más que fanáticos y el fanatismo no produce más que guerras. Si hubiera maestros extraordinarios, estímulos en las clases, nosotros tendríamos otro país”, aseguró.

La líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación respondió que las fallas en el sistema educativo son más responsabilidad del gobierno, que del gremio que encabeza.

“Se me haría valiente que todas reflexionen: hace cuántos años que ustedes no conocen del gobierno de la república una propuesta educativa. ¿Compete a un sindicato hacer la propuesta o a un gobierno? ¿Ha sido para los gobiernos prioridad elevar la calidad de la educación? ¿Han visto ustedes, en verdad, a un secretario de Educación emerger de las filas pedagógicas o surgir de cargos políticos de complacencia?”, indicó.

La pluralidad de ideas, colores políticos, profesiones y edades marcaron el tono de la convocatoria realizada por El Gran Diario de México.

Hilda Tenorio tiene 24 años, se prepara para protagonizar el domingo su próxima faena en la Plaza de Toros México. Ella es una de las dos toreras que hay en el país y recibe la felicitación de otra de las asistentes, la gobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega pacheco, quien aprovecha la ocasión para decirle que “todas las mujeres tenemos algo de toreras”.

Marcelina Bautista lidia otra batalla. La líder de las empleadas domésticas relata que desde hace 12 años impulsa la creación de una ley para garantizar derechos “a las mujeres que ayudan en el hogar”. La diputada priísta Beatriz Paredes la escucha y le ofrece reunirse.

Todas brillan. Actrices, deportistas, empresarias, políticas, policías, investigadoras, activistas y científicas.

Lucha Castro, abogada de Marisela Escobedo en Ciudad Juárez, Chihuahua, viajó al DF para atender la convocatoria. Bromea. Explica que para este desayuno la peinaron y maquillaron como no lo habían hecho desde la boda de sus hijas. Habla de la inseguridad y de su batalla diaria por proteger los derechos humanos, luego observa a la ministra Sánchez Cordero, y expresa: “Este caso (el homicidio de la hija de la activista Escobedo, quien también fue asesinada) yo lo litigo y seguramente va a llegar a la Corte. Espero que me recuerde, porque voy a ir a tocarle ahí; espero que todas me apoyen para que el caso de Marisela no quede impune”.

Las personalidades contrastan. La política Xóchitl Gálvez grita “arriba el Cruz Azul”. Mientras que Angélica Fuentes, la esposa y socia de Jorge Vergara en Omnilife, le responde: “No… arriba las Chivas”.

La encargada de la lucha contra la delincuencia organizada del gobierno federal, recientemente galardonada en Estados Unidos, Marisela Morales, reconoce que “sí cuesta trabajo” hacer su tarea en un mundo de hombres. Por eso, agrega, el reconocimiento es “doblemente satisfactorio”.

Beatriz Paredes, quien más de una vez ha sido considerada una posible candidata a la Presidencia, prefiere citar al poeta León Felipe para ilustrar la agenda de desafíos: “Lo importante no es llegar primero, sino llegar con todos y a tiempo. Eso es, aquí estamos muchas que hemos llegado y llegado primero, ahora lo importante es que todas las que no están lleguen a tiempo”.

Comparte este post

  • Facebook
  • Twitter

Comments are closed.