Crónica …Y rebasan la cuota de género

En el podium del Salón Palavicini, Margarita Zavala hablaba ayer por la mañana de un tema que, como mujer política que es, conoce muy bien y por el que ha luchado durante muchos años dentro y fuera de su partido: la equidad de género.

Katia D’Artigues
katia.katinka@gmail.com

Sutil, sin decir nombres de partidos, lanzó la crítica envuelta en una frase que reivindicaba festejar todo el mes de marzo a las mujeres y celebrando esta reunión de 100 Mujeres Líderes invitadas por EL UNIVERSAL:

—Es importante siempre recordar lo mucho que hemos logrado las mujeres para que no nos regateemos nada. Es importante señalarlo y además, presumirlo. Por eso me gusta la foto en la que estamos todas por aquello de que no encuentren mujeres. Pues ahí hay varias, ¿no? Están muy apurados todos, no entiendo.

Claro que se refería a la incumplida cuota de género —al menos 40% de las candidaturas para mujeres— que ni su partido el PAN cumplió, y por el que a todos, menos el PRD y el Panal, “sufrieron”, incluso argumentando que no había suficientes mujeres capacitadas para encontrar candidatas.

Se ganó los aplausos de todas… Y también, claro, el de un puñado de hombres que como Juan Francisco Ealy Ortiz,  minutos antes le reconoció a la misma Zavala el trabajo que ha hecho durante este sexenio que ya sabe que está terminando. Incluso, la instó a que regrese pronto a la política.

El salón era una fiesta de diversidad y de mujeres que inspiran. Mujeres que día tras día en todos los ámbitos de la vida pública han roto paradigmas y abierto brecha para otras mujeres tras ellas. Mujeres que han creado asociaciones para trabajar por los demás, que levantan la voz contra múltiples injusticias, que lideran empresas, que son excelentes en sus áreas de trabajo  o bien que aspiran a gobernar a mujeres… y a hombres.

Mujeres que además —contrario al dicho de que “mujeres juntas, ni difuntas”— hablan ahí de la necesidad de crear redes de apoyo para mujeres, de establecer sistemas de mentoría, como dijo Angélica Fuentes, presidenta de Grupo Omnilife.

O que hablan de la “fortaleza de ser mujer”, como Mariel Hawley, quien cruzó a nado el Canal de la Mancha el año pasado.  Y que son cordiales entre ellas, como Beatriz Paredes e Isabel Miranda de Wallace, sentadas en la misma mesa.

La mesa principal era muestra de ello. Margarita Zavala estaba casi junto a Josefina Vázquez Mota. Entre ellas una diplomática: Patricia Espinosa. Juntas, casi codo con codo, Angélica Rivera y Rosalinda Bueso. Marisela Morales al lado de la ministra Margarita Luna Ramos. Y la otra ministra, Olga Sánchez Cordero junto a Alejandra Barrales y Elena Poniatowska, que aún hoy siempre carga su libretita para apuntar.

En una mesa más allá la experta en seguridad Ana María Salazar junto a una de las tres mujeres piloto de helicóptero que existen en México hoy: Beatriz Calzada.

Cada una con su historia que contar y compartir. Deseosa de escuchar a las otras. De contribuir con sus causas y apoyarse. Pero aún hay personas que no ven suficientes mujeres…

 

Comparte este post

  • Facebook
  • Twitter

Comments are closed.